Sexshop Online

Formas de pago

Formas de pago

Novedades

Zonas erógenas masculinas

Publicado el: 24/04/2015 11:01:46
Categoría: Pinceladas de Sexo

No sólo de genitales vive el placer del hombre

Zonas erógenas masculinasEs bien sabido que la sexualidad masculina generalmente gira, casi exclusivamente, alrededor de la zona genital. Pero con el correr de los años se ha demostrado que las zonas del placer masculino van mucho más allá de lo que se creía. En las siguientes líneas detallaremos las principales zonas erógenas del hombre, los lugares con mayor sensibilidad y fácilmente excitables.

Cuello: zona con amplia terminación nerviosa muy sensible a roces (manos, labios...).

Pecho: la zona del pecho, aunque no posee tantas terminaciones nerviosas como otras partes del cuerpo, posee, se podría decir, un oasis sensorial ubicado en la zona del pezón, lugar muy sensible a cualquier roce y generador de intenso placer.

Espalda: nada mejor que comenzar la relación con un buen masaje a lo largo de toda la espalda, lo que ayudará a liberar el estrés acumulado por el cuerpo.

Orejas: lugar altamente perceptivo a estimulaciones que generarán placer, ya sea de manera sonora con gemidos o susurros de la pareja, de forma táctil o usando la lengua.

Orgasmo masculinoBrazos: a los brazos, más específicamente a los antebrazos, se les conoce por guardar estrecha relación con muchos nervios, que bien estimulados con suavidad y en combinación con la estimulación de otros lugares del cuerpo agilizan y prolongan el orgasmo masculino, llevándolo más allá del clímax asociado a la eyaculación.

Muslos: la parte interna de los muslos es un lugar muy sensible en el cual se pueden llegar a generar altos niveles de excitación si se los estimula bien.

Zona abdominal baja: ubicada entre el ombligo y la pelvis, es un excelente lugar para generar tensión sexual con tu pareja.

Genitales: zona erógena por excelencia, el truco está en dar toques suaves, ya que debido a la cantidad de terminaciones nerviosas es una zona extremadamente sensible. Debes tener cuidado, ya que se puede pasar fácilmente del placer al dolor si no se conoce bien cómo estimularlos.

Es importante superar el tabú creado en generaciones pasadas en relación a que la única zona que genera placer en los hombres es la zona genital. Experimentar está al alcance de una simple aprobación de tu pareja.

Estudios en la materia demuestran que cada vez son más los hombres abiertos a nuevas experiencias, y por lo tanto el conocimiento femenino en relación a las zonas erógenas masculinas se ha vuelto un tema de mayor atención y discusión.

Hasta hace poco tiempo se había mantenido casi prohibida la estimulación de algunas zonas masculinas, como la anal, pero la pérdida del miedo con respecto a este tema ha significado que el sexo pueda ser llevado a niveles nunca antes imaginados.

Compartir este contenido