Sexshop Online

Formas de pago

Formas de pago

Novedades

Zodiaco, sexo y Kamasutra: LEO

Publicado el: 22/09/2015 11:43:03
Categoría: Pinceladas de Sexo

Pincelada de sexo y zodiaco: LEO

Para obtener de él o ella el máximo placer deja que tu Leo domine la situación, o al menos que se crea que lo hace. Permítele que desate su salvaje pasión sexual y haz que se sienta 'el rey de la cama'. Conviértete en su presa y deja que te devore poco a poco, haciéndote gozar desde la cabeza a los pies. Simula algún intento de huida y dejáte de nuevo caer en sus garras.

Deja a un lado tu vanidad para que Leo demuestre su buen hacer en materia sexual y finge que estas a su merced, verás que merece la pena. En la naturaleza los leones son capaces de copular más de 100 veces al día. No seas tan exigente con él o ella, pero puedes pedirle repetir sin mayor problema, estará encantado de volver a poseerte.

El ego de los Leo está muy desarrollado, así que se sentirán muy frustrados si sospechan que no has disfrutado al máximo del encuentro sexual. Les encantan los halagos y el reconocimiento, ya que les hace sentirse en la roca más alta dominando el valle a sus pies. Después de un trabajo bien hecho tus atenciones hacia él/ella le colmarán de felicidad, y sin darse cuenta le habrás transformado en un tierno corderito deseoso de que le protejas, porque bajo esa apariencia de dominador brutal se esconde a menudo una sensación de desamparo que casi nunca reconocerá.

Consejo: no luches y deja que Leo te destroce de placer.

Postura del Kamasutra recomendada: El Bambú

Kamasutra - BambúPostura similar a la del Misionero, pero aquí la chica flexiona una de sus piernas apoyándola en el hombro del chico. Él permanece en posición más bien erguida, libre para estimular los pechos o el clítoris de su acompañante mientras ejecuta sus poderosas acometidas.

No se necesita de una gran flexibilidad para realizar esta postura, permitiendo que la mujer se abandone a su suerte dejando que sea él quien realice el trabajo hasta abatir de placer a su presa indefensa.

Para evitar el cansancio la chica puede cambiar la pierna que tiene flexionada si pasado un tiempo no se siente tan cómoda, o flexionarla junto al cuerpo del chico. Pasar de esta a otras posturas conocidas o experimentales resulta muy fácil, lo que supone una gran ventaja. Si Leo te pide cambiar mejor no llevarle la contraria o se mostrará aún más embravecido, aunque quizás sea eso lo que busques ;)

Compartir este contenido