Sexshop Online

Formas de pago

Formas de pago

Novedades

Punto G, tu aliado en el placer

Publicado el: 13/03/2015 12:09:43
Categoría: Pinceladas de Sexo

Si no lo encuentras, es que no has buscado bien

Situación del punto GDesde hace 60 años conocemos algo denominado como “la cumbre sexual del placer”, un punto dentro de la vagina a 3 ó 4 cm. de la entrada, que se puede diferenciar del resto de las zonas interiores por su textura. El punto G de la mujer no es un botón maravilloso que solamente con tocarlo se comience a tener orgasmos, sino que es mucho más, basándose en un conjunto de estimulaciones que necesitan su tiempo.

¿Por qué muchas mujeres no son capaces de encontrar su punto G?

La razón es simple, cada mujer responde de forma diferente al mismo tipo de caricias. Existen mujeres a las que las caricias dentro de la vagina no les parecen placenteras, lo que hace que se les dificulte mucho concentrarse en las sensaciones que produce el punto G cuando se estimula. Sin embargo, existen otras mujeres a las cuales les resulta muy placentero, por lo que pueden estar mucho más relajadas y cómo consecuencia logran saber fácilmente cuándo se toca ese punto.

¿Dónde está el punto G exactamente?

Encontrar el punto G con los dedosEn realidad, es un punto que se encuentra fácilmente. La clave para detectarlo reside en que la mujer esté lo suficientemente relajada – y excitada – para llegar a sentirlo cuando se toca.

Este punto se encuentra, como ya dijimos anteriormente, entre 3 y 4 cm. más arriba de la entrada de la vagina, justo en la pared frontal. Para encontrarlo, debes introducir tus dedos – o los de tu pareja – y doblarlos un poco hacia el interior. Para que se entienda un poco mejor, sería como cuando llamamos a alguien con los dedos.

Si no lo encuentras, quizás debas probar un poco más abajo, ya que algunas mujeres aseguran tenerlo justo a la altura de debajo de su clítoris.

¿Puedo detectarlo por su textura?

Claro, aunque el punto G de la mujer cuenta con una textura distinta, la diferencia no es muy notable, así que debes prestar atención o pedirle a tu pareja que se concentre para notar el cambio respecto a las zonas que lo rodean.

La textura del punto G es un poco más dura que el resto, y su tamaño varía mucho de unas mujeres a otras. Pueden encontrarse algunos del tamaño de una semilla de girasol y otros del tamaño de una moneda (de 5 céntimos de Euro, aproximadamente).

¿Puedo encontrar mi punto G desde fuera?

Encontrar el punto G no es difícilSí, existe otra forma de saber dónde está exactamente el punto G desde el exterior de tu cuerpo. Lo que debes hacer es colocar suavemente tu dedo pulgar en tu ombligo y presionar un poco. Después, comenzar a tocar desde la zona de tu clítoris hacia arriba en dirección a tu ombligo subiendo un poco cada vez. Cuando presiones sobre la zona en la que está tu punto G sentirás unas ligeras ganas de orinar.

Consejo

Algo que debes tener en cuenta es que a menudo se habla del punto G como una zona rugosa o esponjosa, lo que puede llevar a confundirlo con el punto U, una zona en la que se ubican las glándulas uretrales. Estas dos zonas están muy pegadas, por lo que debe ponerse especial cuidado para no confundirlas.

Mara Hernández para Tuyo y Suyo

Compartir este contenido