Sexshop Online

Formas de pago

Formas de pago

Novedades

Orgasmo simultáneo

Publicado el: 01/12/2014 13:29:02
Categoría: Pinceladas de Sexo

Que no se convierta en una prioridad.

Llegar al clímax y disfrutarlo al mismo tiempoA menudo se busca con demasiada insistencia por parte de la pareja, cuando en realidad no es habitual que ocurra, ni debe importar. Es cierto que cuando los dos llegan a la vez uno puede sentirse doblemente recompensado, por el placer recibido y entregado. Pero no es algo que deba obsesionarnos ni restar un ápice a la calidad de la relación.

Lo normal es que si ocurre se produzca de forma espontánea. Hay parejas que han llegado a tal grado de compenetración que les resulta sencillo conseguirlo, eso sí, después de conocer sus ritmos sexuales a través de la experiencia y la comunicación. También ayudan unos buenos preliminares ajenos a las prisas, que conduzcan a ambos al grado de excitación adecuado. La postura de la penetración debe ser cómoda y permitir controlar el ritmo de los dos, sin presionarse ni dejar de disfrutar.

Es un error intentar retrasar el orgasmo demasiado tiempo, ya que puede perderse la intensidad del momento y que al final la cosa termine en un pequeño fiasco. De lo que se trata es de que ambos disfruten a tope. Por regla general uno llegará al orgasmo antes que el otro, pero ¿acaso importa? Quien lo haya hecho primero tiene aún la bonita tarea de hacer disfrutar a su pareja y obtener la recompensa de su orgasmo, y por qué no, hacerlo a la vez que llega una segunda vez.

Llegar al orgasmo a la vez

Quizás alguna chica (los chicos lo tienen más difícil) puede caer en la tentación de fingir el orgasmo cuando llega a él su pareja, haciéndole creer que ambos los han conseguido a la vez. Eso sería un grave error, ya que estaría engañándose a sí misma y a su pareja. La mentira es un martillo pilón a la hora de destruir cualquier relación, así que mejor huir de ella.

Así que ya sabéis, el obtener orgasmos simultáneos no es la cuestión, sino que los dos disfrutéis del sexo al máximo, sin obsesionarse con ello. A medida que el entendimiento, la confianza y la comunicación crezcan, llegará por sí solo sin apenas daros cuenta.

Compartir este contenido