Sexshop Online

Formas de pago

Formas de pago

Novedades

La masturbación femenina como aliada

Publicado el: 03/07/2015 13:10:30
Categoría: Pinceladas de Sexo

Mejora tu autoestima y la relación sexual de pareja

La masturbación te hará sentir más felizLa masturbación femenina se trata de una práctica tan extendida entre las mujeres como secreta. Se habla tan poco de ella que muchas tienen la sensación de ser los únicos bichos raros que la practican, lo que a menudo les supone cierto sentimiento de culpabilidad y llegar a autoconvencerse de que eso no va con ellas, apartándola de sus prácticas sexuales.

Si eres mujer y no la practicas te estás perdiendo todos los beneficios que implica, de los que hablaremos más adelante. Estás renunciando a una gran aliada que te hará sentir mejor contigo misma. Independientemente de la frecuencia, formas, lugares y tiempos, estarás dejando a un lado una forma de aprendizaje y autoconocimiento imprescindibles para llevar una vida sexual mucho más placentera.

Si nunca has llegado a disfrutar masturbándote puede ser que no lo hayas hecho bien del todo, y con toda probabilidad, no habrás sido capaz de liberar tu mente. La reprimida educación sexual que la sociedad da a sus individuos, y especialmente a las mujeres, ha grabado a fuego en tu cerebro y en tus sentimientos unos arcaicos valores tradicionales y religiosos cuyo objetivo es evitar que disfrutes. Y si no lo haces, estarás siendo una esclava de sus ideas, las que con tanto ahínco nos tratan de imponer.

Una idea recurrente entre las mujeres que aducen no sentir ninguna inclinación a masturbarse es la de decir que su pareja cubre todas sus necesidades. A menudo es tan sólo otra vía de justificación para no caer en una práctica que en el fondo les han convencido de que “no es lo normal” (contra natura, como diría un cura). Porque el hecho de tener pareja no debe impedir disfrutar del sexo cuando la otra persona no está en ese momento o simplemente no le apetece. Es más, el descubrimiento de nuevas sensaciones y gustos que consigues con la masturbación son una fuente de enriquecimiento de la relación sexual, y tu pareja va a agradecerte que se lo descubras a él también. No te engañes, el autoplacer no es excluyente con tu pareja, sino complementario.

La masturbación ayuda a conocerte mejorNunca es tarde para empezar a masturbarse. No dejes que nada ni nadie interfiera, y cuando tu libido llame a tu puerta déjalo entrar y ponte manos a la obra. Una vez te deshagas de tantos falsos prejuicios como nos han impuesto nunca más volverán a molestarte. Hazlo por ti y por tu pareja si la tienes.

No existe ninguna receta mágica para conseguir un orgasmo de 10 a la hora de masturbarse. Puedes encontrar guías detalladas de cómo empezar, cómo seguir y cómo terminar que probablemente sirvan a pocas personas, porque en esto lo que es válido para una puede no serlo para otra. Y esto es precisamente lo mejor de todo. Cuando en la pubertad una persona comienza a masturbarse poco o nada sabe sobre sexo y apenas conoce su cuerpo, pero no pasa mucho tiempo hasta que empieza a conocerse bien y saber qué le gusta y qué no.

Estimula tus principales zonas erógenas (clítoris, vagina, vulva, pechos, pezones, ano…) de la forma que más te atraiga. Poco a poco, todo tu cuerpo se irá convirtiendo en una gran zona erógena. El verse una misma en un espejo o filmarse durante la autoestimulación suele ser una buena forma de aprender de tu propio cuerpo, además de suponer un factor que incrementa la excitación. Investiga, acaricia, toca y siéntete a ti misma.

La masturbación te hará sentir mejor contigo mismaAñade todo el morbo y las fantasías que quieras para intensificar el placer, con situaciones o lugares que te provoquen excitación. Cada vez más mujeres utilizan juguetes sexuales para masturbarse, (vibradores, penes realisticos, masajeadores, dildos anales…) ya que son de gran ayuda a la hora de estimular el clítoris, la vagina, el punto G, el ano, los pezones… No te pongas metas en cuanto al tiempo de duración ni el número de veces por semana. Sería un grave error. Cada mujer es única e irrepetible, y así son también las ganas, la necesidad y la forma en que cada una decide masturbarse.

Y por si el placer, el autoconocimiento y la mejora de las relaciones sexuales de pareja no fueran suficientes, te apuntamos otros beneficios de la masturbación: se liberan endorfinas que incrementan la sensación de bienestar, puede atenuar el dolor menstrual, libera el estrés y ayuda a relajarte, se fortalece el suelo pélvico, permite alcanzar más fácilmente el orgasmo con tu pareja, incrementa tu autoestima y te hace sentir una mujer más segura, independiente y... ¡feliz!

Tuyo y Suyo elaboración propia

Compartir este contenido