Sexshop Online

Formas de pago

Formas de pago

Novedades

El morbo como aliado

Publicado el: 03/03/2015 18:02:53
Categoría: El Blog de JustFeel

¿Qué situaciones te provocan más morbo para practicar sexo?


Un poco de morbo en tus relaciones sexuales¿A quién no le gusta practicar sexo con algunas dosis de morbo? Mucho o poco, eso ya depende de cada uno. Repasaré en esta entrada situaciones “especiales” en las que mantener relaciones sexuales supone una dosis extra de excitación y adrenalina que os hará sentir algo diferente y mucho más intenso. Desde luego es una buena forma de romper la monotonía que siempre acecha.

Me gustaría que vosotr@s fuerais completando este post, bien a través de comentarios directos a este artículo o a través de las redes sociales (Facebook, Google+ y Twitter). Seguro que se os ocurren miles de posibilidades morbosas, que hayáis probado u os gustaría hacerlo. Así que no dejéis de compartirlas. Seguro que ayudan a mucha gente.

Pero dejémonos ya de gaitas y vayamos al grano. Algunas de las que aparecen aquí son auténticos clásicos, otras no tanto. Las hay ligeritas y más heavies, a gusto del consumidor. Contamos contigo para recomendarnos las que has llevado a la práctica o sólo imaginado.

 

  1. Estimular a tu pareja por debajo de la mesa. Es fácil, sólo hace falta un poco de decisión (lo difícil será mantener la compostura, ¿verdad?).
  2.  
  3. Sexo en los probadores de una tienda de ropa. Daréis mucha envidia a los que sospechen vuestra travesura.
  4.  
  5. Al menos en los ascensores más antiguos existía un botón de parada. Ahora no conozco ninguno que lo tenga, pero si en algún momento el ascensor se avería y os quedáis atrapados, no dudéis en aprovechar el momento.
  6.  
  7. En los vestuarios de la piscina o gimnasio. Buscad un sitio poco visible y aprovechad que no pasa nadie ...
  8.  
  9. En un parque público. Qué grandes momentos se pueden pasar allí. Eso sí, tampoco os vayáis a poner donde están los columpios.
  10.  
  11. En el cine. Hacer que tu pareja llegue al orgasmo mientras James Bond salva al mundo no tiene precio. Las películas que alternan escenas oscuras con otras de mucha luminosidad tienen valor añadido.
  12.  
  13. Sexo en exteriores, como en el campo o en la playa. Dentro del mar, ocultos por el agua mientras otros bañistas juegan no muy lejos al frisbee o la pelota.
  14.  
  15. Utilizar juguetes sexuales que abran nuevas posibilidades y descubran en vosotros un lado aún por conocer.
  16.  
  17. Disfrazarse e interpretar roles de otras personas. Pensad en quién os gustaría que fuese vuestra pareja y pedidle que lo sea. Es como ser infieles pero con permiso.
  18.  
  19. Dominación. De mutuo acuerdo, pueden experimentarse nuevas situaciones que a menudo han pasado por nuestra imaginación.
  20.  
  21. Grabarse en vídeo y tomar fotografías eróticas o pornográficas, como más os guste. Es algo tan habitual que ha perdido parte de su carga morbosa. ¿Que aún no lo has probado? Pues apúntatelo.
  22.  
  23. Internet ofrece muchas posibilidades. ¿Habéis probado a practicar sexo mientras os ven a través de vuestra webcam? Podéis mantener vuestro anonimato fácilmente, sin mostrar las caras o cubriéndolas con un antifaz. Al otro lado podéis elegir tener otra pareja como vosotros o alguien solo o sola, según os apetezca.
  24.  

Antes de terminar, un par de situaciones con altas dosis de morbo que no todas las parejas están dispuestas a asumir, pero que pueden resultar extremadamente excitantes para ambos.

  1. Ver disfrutar a tu pareja mientras mantiene sexo con otra persona. De quién se trate esa persona puede aumentar el morbo aún más.
  2.  
  3. Participar en reuniones de swingers y practicar el intercambio de pareja. Será como mantener sexo en público pero con aforo limitado.
  4.  

Y la última de esta lista, quizás la más importante de todas:

  1. Dad rienda suelta a vuestra imaginación y haced realidad vuestras fantasías sexuales más ocultas. Seguro que vuestra pareja es mucho más receptiva a ellas de lo que pensáis.
  2.  

Son todas las que están, pero no están todas las que son. Haznos llegar tus situaciones morbosas para ir completando la lista.

Compartir este contenido