Sexshop Online

Formas de pago

Formas de pago

Novedades

El conservadurismo de los amos de la Red

Publicado el: 05/12/2014 21:40:05
Categoría: El Blog de JustFeel

Los amos de Internet sienten predilección por la censura.

La censura de los amos de la RedEsta semana quiero hablaros de hipocresía. Podría ser de las mentiras de nuestros políticos, de la publicidad engañosa o del clero, pero va a ser del fariseísmo que rodea el mundo del sexo en Internet.

He leído recientemente que Blogger, la plataforma de Google para blogs, pone todas las trabas que puede a aquellos blogs que considera demasiado subidos de tono, o directamente los cierra. Y es que su política de contenidos es tan arbitraria como censurable. Cuidado con poner alguna pintura o escultura que muestre atributos sexuales en todo su esplendor, porque se corre el riesgo de infringir sus leyes. Y qué decir si ven en el blog la foto de un buen pene o dos tetas sandungueras, pueden cerrarlo sin previo aviso.

Google es fiel representante del conservadurismo yanqui que campea a sus anchas desde tiempos inmemoriales. No pone pegas a que en nombre de la seguridad de su patria nos lean nuestros correos personales, pero sí a que alguien escriba "coño" o "cojón" en su blog. Lo mismo puede decirse de Bing y Microsoft, Yahoo, Twitter y Facebook.

¿Dónde quedó la libertad de la que hacía gala Google, si es que alguna vez existió? Probablemente en algún cajón de la CIA, de las grandes editoriales o de las productoras de cine y televisión.

Niños y armasEn un país donde casi cualquiera puede portar un arma está mal visto eso del sexo, por lo que se ve mucho más peligroso que las balas. Aseguran que quieren salvaguardar a los niños de cualquier forma de pornografía (para ellos es lo mismo que el sexo), pero con menos de diez años pueden ir a campos de tiro donde les enseñan a manejar un subfusil.

Cuidado con lo que ponéis en Internet, porque el Tío Sam estará vigilante para impedir que los menores de edad vean un culo en la pantalla de su ordenador. Eso sí, poco le importan los niños que mueren o quedan huérfanos en sus bombardeos de aquí y de allá. Son daños colaterales según dicen, la seguridad de su nación, que es el mundo, está por encima de todo. Sus esfuerzos no tienen límite, igual que su cinismo.

Como tampoco la tiene la de esa organización que se apoderó hace dos mil años de la imagen de alguien que probablemente fuera una gran persona. Si Jesús de Nazaret apareciera con sus ideales volverían a crucificarle en nombre del propio crucificado. Hipócritas son los que reniegan del sexo pero abusan de niños o protegen a los abusadores.

Censura del sexoYo de momento tengo la suerte de poder escribir en este blog libremente y sin censuras, y así espero continuar. El día en que no pueda hacerlo seréis los primeros en saberlo. Otra cosa es que el gigante de Mountain View me meta en su lista negra, si no lo ha hecho ya. Siempre me he preguntado en qué consistirá exactamente eso de la lista negra. Aparte de no aparecer en los resultados de su buscador, ¿se chivarán a sus jefes para que te toquen los huevos - literalmente- cuando quieras entrar en su país?, ¿o quizás te apunten en la lista de un Guantánamo para internautas? Quién sabe.

Con o sin derecho pueden hacer lo que les dé la gana con sus blogs, su buscador y sus políticas de contenidos, pero, al menos de momento, podemos denunciar su hipocresía.

God bless Google

Compartir este contenido