Sexshop Online

Formas de pago

Formas de pago

Novedades

Disfruta del sexo, tus hijos te lo agradecerán

Publicado el: 09/10/2015 13:03:58
Categoría: Pinceladas de Sexo

No te pongas excusas

Los padres también necesitan sexoLa llegada de un hijo es, por lo general, un momento de gran alegría y felicidad para la pareja. Si no lo es, malo para los padres, pero sobre todo malo para el bebé. En cualquier caso, la descendencia implica grandes novedades en la relación de pareja, muchas de ellas positivas, pero otras, si no se afrontan adecuadamente pueden suponer un gran contratiempo para la relación.

Desde el punto de vista sexual, que es el que nos interesa, los cambios son importantes, incluso drásticos. Más allá de los primeros meses de recuperación física y psicológica de la madre, se presenta un escenario complejo al que llevará tiempo adaptarse. ¿Cuánto? Eso va a depender de muchos factores, tanto propios como ajenos a la pareja. Si los padres no son capaces de abordar juntos los nuevos retos que se les presentan, el fracaso estará asegurado.

Los hijos van a absorber la mayoría del tiempo y energías la pareja, sobre todo en sus primeros años de vida. Ahora ya no son sólo el trabajo, el cansancio o el estrés son los que van a marcar el ritmo sexual. A ellos hay que sumarles ahora el cuidado de los pequeños, que a su vez va a generar más trabajo, más cansancio y más estrés.

Se hace imprescindible que la pareja sea capaz de organizarse para disponer de su propio tiempo y cuidar su relación, y ello incluye, obviamente, sus relaciones sexuales. El sexo es uno de los factores primordiales que mantienen viva la chispa necesaria. Todos sabemos que la rutina sexual puede convertirse en un grave problema, siendo a menudo el origen de una ruptura, con o sin capítulos de infidelidad previa.

Muchas parejas van cumpliendo años criando a sus hijos sin darse cuenta de que su vínculo ya no va más allá de sus vástagos. Ellos son lo único que tienen en común. Cuando los hijos se hacen mayores y empiezan a vivir su propia vida puede ser demasiado tarde para intentar recuperar todo el terreno perdido. Es entonces cuando los problemas empiezan a aflorar, entre ellos los sexuales.

No puede haber excusas que impidan a la pareja llevar una vida sexual plena, y el ser padres tampoco debe serlo. ¿Que la situación ha cambiado? Sí. ¿Que la pareja está abocada a unas relaciones sexuales poco satisfactorias? En absoluto, no.

Un vínculo sólido entre los padres, y uno de sus pilares básicos es el sexo, va a ayudar indudablemente en el desarrollo personal y afectivo de sus hijos. Así que, por ellos mismos y por la familia que han formado, la pareja tiene la necesidad, e incluso la obligación, de seguir cultivando su propia relación, y eso incluye prestar especial atención a sus relaciones sexuales.

La llegada de un hijo afecta a las relaciones sexuales de la parejaA medida que los niños van dejarlo de serlo irán comprendiendo mejor que sus padres necesitan su propio espacio, y que eso no significa que les quieran menos, sino todo lo contrario. Van a ver a sus padres más felices y ello sin duda redundará en su propia felicidad. No hablamos de que ellos sepan cuándo ni dónde disfrutan de su vida íntima, pero sí que serán conscientes de que sus padres también necesitan dedicarse tiempo a ellos mismos de vez en cuando.

El primer paso para compatibilizar sexo e hijos es que la pareja sea consciente de lo que se están jugando, nada menos que el futuro de su relación y la de su recién creada familia. Una vez conseguido, la comunicación sincera y la confianza de uno en el otro harán el resto. Porque sin ellas no sólo su vida sexual, sino también la propia pareja, estarán abocadas al fracaso.

Y recuerda, cuando dedicas tiempo a tu pareja también se lo estás dedicando a tus hijos.

Tuyo y Suyo elaboración propia

Compartir este contenido