Sexshop Online

Formas de pago

Formas de pago

Novedades

¿Acaso crees que eres fiel?

Publicado el: 06/02/2017 13:13:18
Categoría: El Blog de JustFeel

Te explicaré porqué estás en un error

La infidelidad puede tener muchas formasSeguro que te has planteado más de una vez la fidelidad hacia tu pareja. Quiero decir que te habrás parado a pensar si llegará el día en que poses una cornamenta sobre su testa. Sí, ya sé que apenas tienes dudas de que eso jamás ocurrirá, tú siempre con la legalidad por delante. Llegado el caso, cortarías antes con él/ella para mantener intacta tu conciencia y su dignidad. Pero siento decirte que las cosas no son tan simples como parecen. Te crees a salvo porque los actos son mucho más fáciles de controlar que la imaginación. Miras hacia otro lado y sigues siendo la misma persona que se considera incapaz del engaño. Te tapas los ojos y te crees invisible a ti mism@.

Alguien tiene que decirte que eso no sirve de nada. Eres igual de infiel que el aprendiz de yuppie que se acuesta con la chica del gimnasio mientras su joven esposa baña al niño, como la mujer madura que sucumbe más a los encantos de la aventura que a los del jovencito que hizo una apuesta.

En la superficie, más que en el fondo, sabes que con demasiada frecuencia tus pensamientos vuelan raudos al lecho del amor de juventud que dejaste escapar, al bosque espeso donde aquel don Juan te poseyó en un día nublado, a una piel sedosa recorrida por tu lengua. Mas nada de eso cuenta para ti. Las fantasías no hacen daño a nadie, porque habitan en el mundo de las ideas del viejo Platón, y no en su réplica imperfecta en la que nacemos, morimos y a veces amamos. Pero ¿acaso no son reales los latidos acelerados de tu corazón, la leve humedad que se abre paso entre tus ingles, la sangre que yergue tu miembro, el estremecimiento de tu espíritu? ¿No gozas siquiera un instante lejos de la persona que está a tu lado? Los dos sabemos la respuesta.

No cierres los ojos a tu infidelidadNo te consueles diciéndote que no es lo mismo hacer que querer hacer. Lo único que los diferencia es el cinismo. Doble culpa la tuya, por infiel y por hipócrita. Y si para ti es tan normal, ¿por qué continúas ocultándoselo a tu compañer@ de viaje?, tú, que llevas la confianza por bandera. La comunicación es la base de la pareja ¿no es cierto?, pero sólo cuando los secretos no la amordazan. Si te queda un ápice de valentía y sinceridad confiésaselo, no hace falta ser un héroe para dar el paso. Quizás te revele sus episodios de infidelidad que nunca sospechaste. ¿Quién ganaría, la comprensión o la ira? Depende de tu egoísmo.

Ya termino, tampoco quiero revolver demasiado tu conciencia, no vaya a ser que desordene tus pensamientos más allá de lo necesario. No me perdonaría que tu falso sentido de la fidelidad aflorara más de la cuenta y te hiciera cambiar.

Sólo una cosa más. Aquellos que jamás han deseado, amado o yacido en paralelo a su relación, permítanme un consejo: comenzad a hacerlo antes de que la asepsia termine con vosotros. Si no queréis sucumbir por puro placer, tomadlo al menos como una vacuna.

JustFeel blogger - Tuyo y Suyo

Compartir este contenido